A. El absurdo del escenario afgano

Los EEUU van a otros lados a saquear y robar, no van a ayudar a nadie aunque creen “Alianzas para el Progreso”, eso ya lo sabemos, pero ahora hay una diferencia inmensa.
Antes iban porque había petróleo, o algo de interés para las mutinacionales con base en USA que usaban el ejército como brazo armado para apoderarse de lo deseado. Esos eran tiempos de “conscripción” del común de los norteamericanos; para luego disfrutar de la buena vida en USA primero tenías que haber “servido a tu país”.

Cuando “servir al país” (conscripción) ya no era garantía de volver a una buena vida, se terminó la conscripción (no se puede forzar a la gente a que se joda sin beneficio, ¿no?) bajaron los “standards” de admisión en el ejército, aceptaron mujeres en papel de combatientes, extranjeros con promesa de ciudadanía (tal vez, si se portan bien) y ahora la puritana sociedad americana se carcome por dentro porque han aceptado gays y lesbianas.

Solamente personas sin oportunidades ni futuro se enlistan donde pueden perder patas, brazos, ojos, salud mental y hasta la vida, y sin garantías de algo muy bueno en caso de sobrevivir.

En Afghanistán no hay recursos para robar, solamente hay opio en abundancia, de modo que están allí solamente para mantener una “base” estratégica y con ella toda la infraestructura que permite tener tropas en el extranjero funcionando como tales, pues en EEUU no hay trabajo, algunos de esos jóvenes ya van en su cuarta gira (dos años cada una) pues cuando vuelven a sus pueblitos ni para lavar platos hay ofertas.

Imposible imaginarse lo deprimente que es para un joven ver que no lo necesitan para nada ni en su casa, ni en su pueblo, ni en su comarca. En el ejército al menos encuentra otros de su edad, ve otros lugares, come bien, bebe cerveza y fuma casi gratis, duerme con aire acondicionado, (fornica barato alguna “nativa” si no encuentra otra sin futuro como él en el Ejército) no paga virtualmente impuestos, el salario no es gran cosa, pero le pagan más si está en “área de guerra”.

En el comercio del opio los EEUU no tienen ganancia pues eso está controlado por los afghanos, y para mantener a los jefes y caudillos afghanos con ellos se hace la vista gorda ahora a la plantación y al tráfico de opio que va a Karachi, en Paquistán, donde es procesado en morfina y heroína. Ahí tienes otro lugar donde los EEUU no pueden participar directamente, está todo en manos de paquistaníes de casta alta y militares “paquis”.

Ningún cultivo han encontrado los EEUU que pueda sustituir ventajosamente en la economía agrícola afghana a las plantaciones de opio. Parecería que el opio es a Afghanistán como el azúcar a Cuba, ¡algo casi natural!.

Todo ese dinero que se va de Afghanistán es dinero de EEUU que fue malgastado allí, sea en comprar jeques o “jefecitos”, o es dinero procedente del comercio de opio pero propiedad de los “mandamases” afghanos quienes, prudentemente, lo mandan fuera del país.
De esas guerras de Irak y Afghanistán los EEUU solamente han sacado el mantener parte de su población ocupada fuera del país y andando sus fábricas de armamentos.

En ese proceso los EEUU se están comiendo sus propios intestinos, eso no tiene futuro, nadie puede hacer digestión si cenó sus propias tripas: gastan dinero que no tienen cuando en casa los trabajos ya se han ido, todo se va arruinando, estropeando, viniendo abajo. Algún día ni siquiera sus fuerzas armadas tendrán el poderío para lo cual han gastado tanto dinerito.

Leed, por favor: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=112430
Es un artículo de Chomsky, un intelectual judío estadounidense muy respetable.
Ahí se señala la casi segura rivalidad por preponderancia mundial con un otrora “socio”.

Lo realmente temible es que la futura debilidad de EEUU significa debilidad y peligro de muerte para Israel, rodeado de mares demográficos adversos y estando los judíos sionistas influyendo tanto el Gobierno de EEUU, para defender a Israel podrían intentar usar el armamento nuclear de EEUU.
Otro escenario no menos temible es la “nazificación” y la “fascitización” de EEUU, cuando incluso los judíos van a tener problemas, pues son minoría y ya hay sentimientos muy adversos para ellos, los comienzan a percibir responsables de muchos males! No es ningún secreto que los economistas de los bancos que provocaron la crisis en EEUU son judíos.

(Este artículo es una aportación de un profesor de la Universidad de Toronto de origen Uruguayo que mantiene magníficas relaciones con nuestra asamblea, vía email).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: