Dos europas, un mundo y el negocio de la crisis

Aunque algunos no quieran admitirlo, ahora hay dos Europas: Norte (con dinero) y Sur (sin nada).

El asunto euro se vislumbra virtualmente imposible, lo que vemos en Irlanda, España, Portugal, Italia y Grecia muestra claramente que son territorios diferentes el Sur y el Norte, con diferentes intereses y posibilidades.

Eliminar trabajos no da resultado, cortar programas y presupuestos tampoco; los impuestos deben mantenerse y aumentar ligeramente para los “de más arriba” y ya es hora de que se escuche a las fuerzas políticas situadas más a la izquierda de la socialdemocracia cuando defienden la aplicación de medidas  keynesianas para superar la crisis por la izquierda.

Las derechas y el PSOE deberían comprender que apuntalar las “super-mega-gigantescas empresas y Bancos” no conviene, pues desde que se hizo el paro no ha dejado de crecer en los países que lo han hecho, tanto el desempleo púbico como el privado (este último el doble). En estados unidos desde que se inyectó dinero a los bancos el desempleo no para de subir. Actualmente está en el 9,8% (300,000 desempleados más en el último mes -10,000 despidos por día, dos divisiones de Ejército, más en total que todos los alemanes que tuvieron que rendirse en Stalingrado).

Elevar el límite para la edad jubilatoria es un disparate pues “demora” la entrada de los jóvenes al mercado y los viejos no ganan más (se asume que su “productividad” es menor como excusa), se equivocó Zapatero en eso -subiendo la edad de jubilación a los 67 años-, después su amigo Sarcozí en Francia -conocido como el “Sarcoma francés” desde que subió la edad de jubilación a los 62 años- y mayor es la equivocación de los yanquis que quieren elevar la edad jubilatoria a 69 años. A este ritmo, ¿cuándo empezarán a trabajar/cotizar los jóvenes? Negro panorama mientras se sigan teniendo en cuenta las recetas económnicas de los economistas que provocaron la crisis y que ahora están obteniendo grandes beneficios a costa de la deuda pública que tuvieron que emitir los estados para socorrerlos cuando se ahogaban.

El problema de fondo -que no quieren admitir- es que el sistema capitalista se basa en la expansión permanente y no hay expansión ahora. No hay ni expansión ni posibilidad de guerras grandes (las armas atómicas las hacen imposibles) y la consiguiente necesidad de reconstruir. El caso es parecido al de una fogata que aumenta de tamaño y da más luz y calor mientras se le pueda seguir añadiendo combustible, pero si  no hay más combustible…

En definitiva, las “costras dirigentes” están tratando todo tipo de disparates para “reinventar” el modelo capitalista, desde la social democracia al “laisez faire” de los neocones, sin considerar que por más rebencazos que se le dé a un caballo muerto, este no se levanta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: